retazos de mi pluma

retazos de mi pluma · 02.08.2020
Inmortalizando la espiral dejo discurrir mi pluma libremente: ‘Je parle au papier…’ A cada letra escrita me responde una lágrima que en vertical sinfonía inventa el espacio. Según se deposita y a su contacto con el papel, lentamente cada lágrima se transforma en contrafuerte, cúpula y minarete. ¡Brillante mosaico de hacedores enmascarados! ¿Alguien los ve? ¿Alguien los presiente? A veces mi aliento, en tácita complicidad, interviene y desplaza las gotas, juntándolas de manera...
retazos de mi pluma · 02.07.2020
Desde muy pequeña sonaba en la casa de mi Bilbao natal el nombre de Malagón, un pueblo del que procedían parte de mis raíces y cuyo castillo almohade, casualmente, fue tomado por Diego López de Haro II, señor de Vizcaya, un 20 de junio de 1212. Los encuentros y la relación con aquella parte de la familia eran tan escasos que mi visión infantil lo convirtió en un lugar casi de leyenda. Según me contaron, mi abuelo paterno había nacido allí y su segunda mujer también. El hombre, muy...
retazos de mi pluma · 02.05.2020
Cínica y brillante. Así me recibió su sonrisa el día que volví a mirarle a los ojos. Quiso que le devolviera el gesto. No fui capaz. Al ver el conducto que luchaba por mantener lo que mi escasa voluntad negaba, le sentí de nuevo destruyendo cada rincón de mi alma. Traté de imitar su mueca, accediendo una vez más... No pude. Aquella sonrisa cínica era el brazo verdugo que, en un fingido arrepentimiento, lamentaba su nuevo fracaso. No tuve fuerzas, y jamás volví a mirarle a los ojos.
retazos de mi pluma · 15.12.2019
‘Contraportada’: encender la luna, apagar el sol, el mundo al revés en el que no parece lo que soy (*) Es la letra de una canción que titulé así, ‘Contraportada’ y la escribí una noche después de mirar durante largo rato a través de la ventana. Había mucha niebla y aquellas luces de luna y farolas que la bruma se empeñaba en difuminar me llegaron como una imagen embrujada en la que nada parecía lo que era. Y me puse a escribir. Cuando al terminar leí lo escrito pensé en que...
retazos de mi pluma · 27.09.2019
Cerrar puertas y abrir las ventanas. Dibujar el contorno de sueños relegados, aparcados y hasta olvidados. Marcar mis propios tiempos y pasatiempos. Escuchar y observar, al ritmo de cada uno de los silencios elegidos. Caminar sin brújula, guiada sólo por esa intuición de transeúnte inquieta, insaciable de nuevos rumbos. Emancipación deslumbrante, sabia y bohemia soberanía que hoy recibo como una página en blanco. Espacio alimentado por lecturas de improvisados renglones. Esta es mi...
retazos de mi pluma · 22.07.2019
De un tiempo a esta parte la edad empieza a teclear en mi hombro; ante ésto, o le doy un manotazo (cosa que no puedo) o confecciono una buena y almohadillada hombrera (cosa que haré) Mientras, a mi querida e imprescindible gente le pido que me prevenga: - Si pregunto ¿qué tal? como útil para hablar de mi última visita al médico, o las dolencias de la vecina (o vecino) - Si repito la misma frase dos, tres, cuatro veces y no me doy cuenta o me importa un bledo. - Si filtro injustamente la...
retazos de mi pluma · 11.06.2019
‘SOL QUE NACE DEL CORAZÓN’ : ‘Mi silencio no es vuestro silencio. Mi silencio sería tener los ojos cerrados, las manos paralizadas, el cuerpo insensible, la piel inerte. Un silencio del cuerpo’' (EL GRITO DE LA GAVIOTA’. Emmanuelle Laborit, 1993) EL GRITO DE LA GAVIOTA, un relato a través del que su autora, Emmanuelle Laborit, nos abre una ventana para que podamos mirar y observar; para que nos atrevamos a descubrir, y seamos capaces de sentir y reflexionar sobre el mundo...
retazos de mi pluma · 30.03.2019
Se trata de un relato en el que una madre cuenta a su hija una historia de amor, la suya, que empezó a través de la inocencia, es mediatizada por un simbólico “unicornio” y finaliza con su otoño como mujer. En el interludio y a consecuencia de ello, nace esa niña que al final del relato será, presumiblemente para la madre, quien ocupe su lugar y pase a protagonizar y reproducir dicha historia. Aunque el relato se hace en primera persona, llama sin embargo la atención cómo parece que...
retazos de mi pluma · 27.08.2018
Aquí estoy yo, el insignificante, o eso quisieran muchos, reloj de la pared de este Bar–Café, observando a la banda de chiflados que discurren frenéticos a mis pies. No hay mucha gente hoy. Justo debajo de mí está la cajera. Esta señora, peculiar hasta la gran sombra que provoca, lleva una hora intentando comprender cómo la calculadora le multiplica pesetas cuando ella le está marcando euros. De vez en cuando se retuerce el dedo dentro de la oreja ‘buscando soluciones’. A mi...
retazos de mi pluma · 10.08.2018
Escucho música. Estimula sensaciones, preña el vacío, invade el espacio y perfila con pequeños mosaicos el lienzo de mis sueños. La oscuridad es anulada sólo por el reflejo de mis dedos escribiendo mientras la música, esa aldaba de emociones subterráneas que fluyen embravecidas, me trae sonidos que amortiguan una ausencia. Sonidos que también me hablan de seguir, de avanzar a pesar de todo… A veces me siento tan esencia que mi cuerpo se reduce a ser el baúl que guarda mi pasado, y...

Mostrar más