· 

BEETHOVEN: INFLUENCIA DE SU HIPOACUSIA EN SU COMPOSICIÓN MUSICAL

Ludwig van Beethoven (Bonn, 16.12.1770 - Viena, 26.03.1827) compositor, director de orquesta y pianista alemán cuyo legado musical abarca, cronológicamente, desde el período clásico hasta inicios del romanticismo musical, es considerado el último gran representante del clasicismo vienés. 

 

El 29 de junio de 1801, seis meses antes de cumplir los treinta y un años, manifiesta en una carta dirigida al médico y gran amigo suyo Franz Gerhard Wegeler que sus oídos se están deteriorando. Pero la sordera no es completa al principio sino degenerativa y se desarrolla de forma paulatina. Finalmente, cuando la dificultad es ya muy acusada, utiliza cuadernos en los que sus amigos y visitantes pueden escribir lo que desean comunicarle. Éstos son los famosos "cuadernos de conversación".

 

Esa pérdida progresiva de audición influye notablemente en su estilo musical en la medida que dicha discapacidad va haciéndose más patente.  Beethoven comienza a tener problemas para escuchar los tonos más agudos (tal y como sucede a las personas con déficit sensorial auditivo) por lo que la música que compone durante el período medio, coincidente con el comienzo de la sordera, es mucho más prolija en notas bajas y medias. Es decir, Beethoven compone música usando notas que él mismo puede escuchar. "Mi audición en los últimos dos años es cada día más pobre; los ruidos en los oídos se hacen permanentes y ya en el teatro tengo que colocarme muy cerca de la orquesta... Si estoy retirado no oigo los tonos altos de los instrumentos. A veces puedo entender los graves de la conversación pero no entiendo las palabras. Mis oídos son un muro a través del cual no puedo entablar ninguna conversación con los hombres". (Carta dirigida a su amigo Armenda en 1978)  

 

Durante el período tardío la sordera es ya total y las composiciones del músico vuelven a ser más parecidas a las de su primera etapa, cuando todavía podía escuchar perfectamente, gracias a una profunda memoria auditiva.

 

La Quinta Sinfonía de Beethoven, una de las obras más conocidas del autor, fue compuesta durante ese período medio marcado por el comienzo de la sordera. De esta época es también Fidelio, su única ópera.

 

De su época tardía es la Novena Sinfonía, la única composición musical declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Descarga
(Reseña)
'CUADERNOS DE CONVERSACIONES'.pdf
Documento Adobe Acrobat 568.8 KB

Escribir comentario

Comentarios: 0