'HOMBRES NEGROS, DE NEGRO'

Estaba paseando esta tarde con Sua, y en un banco totalmente en sombra, estaba sentado un hombre negro; negro azabache.

Toda su ropa era negra y por si fuera poco el gorro que llevaba metido hasta las cejas era más negro que él. Nadie, salvo que llevara gafas de visión nocturna, hubiera podido distinguirle.

Pero cuando hemos pasado a su lado le ha sonado el móvil a todo volumen y el salto que hemos dado Sua y yo ha sido tan aparatoso que el mismo hombre ha dado un bote en el banco.

Qué numerito, por dios...

Escribir comentario

Comentarios: 0