· 

'POR EL DERECHO A SEGUIR SOÑANDO'

 

Un impactante grito de silencio me hizo volver.

Volver…

de la inhibición diligente,

de la reivindicación abstenida,

de los pasos etéreos,

de la mirada abstracta,

del arte desentendido. 

Volver…

a dirigir mi pluma rompiendo márgenes y disecados tabuladores.

Abastecer la mirada de perspectivas asfálticas,

soñar con los pies de raíces y el alma de tierra que los alimente. 

Volver…

aunque sea después de diluirme en la fantasía de un escenario,

aún después de abrazar el mástil de una historia creada

a pesar de los placebos de la imaginación. 

Volver…

a ser quien sin saber cómo se fue quedando atrás,

en el camino, en el tiempo y en cada arista.

Y serlo junto con esas dosis de hojas escritas

que me ciñen y empujan hacia el mañana,

el mío,

el de mi gente,

el de todos los que reconocen que soñar

es un derecho por el que luchar

y  no un eclipse de "sensatas" y estériles realidades.

"SI NO NOS DEJÁIS SOÑAR, NO OS DEJAREMOS  DORMIR”.  

Así reza una de las pancartas entre los indignados.

Gracias.

Gracias por creer y decirlo,

por salir y mantenerlo.

Gracias por seguir creyendo en ese indiscutible derecho a soñar

y luchar para conseguirlo.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0